13 mayo 2016

MENSAJE DE JESÚS, EL SEÑOR (13 May 16), y explicación



MENSAJE DE JESÚS, EL SEÑOR (13 May 16), y explicación


“Habéis mantenido mi Fe en medio de las pruebas, os habéis mantenido firmes en la tempestad que os ha azotado”.

“Por ello es que establezco mi Divina Presencia en vosotros y seréis La Luz Verdadera para las naciones”.

(Mientras decía esto aparecía una Cruz muy grande dorada, brillante, resplandeciente, que iluminaba como el sol).


---------------------------------------------------------

EXPLICACIÓN DEL MENSAJE:


1.- “Habéis mantenido mi Fe en medio de las pruebas,…”:


 Con esto se refiere El Señor a que las almas que han perseverado en El Camino son especialmente tenidas en cuenta por Él, siempre las ha tenido bajo su mirada.

 No dijo en “La”, sino “Mi” Fe, dando a entender que se trata de personas que verdaderamente creyeron en Él mas allá de los usos y costumbres de la religión.

 Personas sin Fe se encumbraron en la religión y ocupan los puestos de poder, personas ególatras, avaras, corruptas que fingen arma a Dios y dicen tener fe.

 Es inevitable, ególatras deseosos de adoración, reconocimiento, fama y poder han tomado los cargos en la religión usándola para satisfacer su perversa e infernal ambición. Ahí es donde pactaron con el diablo, consciente o inconscientemente se entregaron a satanás y a la muerte eterna.

 No se dedicaron a discernir la Voluntad de Dios, no obedecieron ni sirvieron a Dios, solo siguieron su ambición, perversión, depravación, corrupción, por ello es que han concretado los planes demoledores del infierno.

 Así es como tenemos que exterior, superficialmente, fingen, dicen y hasta creen que tienen fe, cuando en realidad nunca han levantado la mirada del abismo desolado de su ser desamorado siempre se han comportado como ególatras narcisistas infernales que han querido ser.

 Hipócritas corruptos siervos fieles del infierno han deformado la religión y la han vendido al mundo. La fe en estas abominaciones no es Fe en El Señor.

 Atendiendo a esto es que Jesús dijo, “Mi Fe” y no “La fe”, porque lo que ofrece la religión como ‘fe’, es un fraude abominable infernal que conduce  alas almas a la perdición eterna.


2.- “…Os habéis mantenido firmes en la tempestad que os ha azotado”:


 Las almas que han sabido perseverar en la Fe Verdadera fueron golpeadas, azotadas, castigadas, perseguidas por los demonios y por sus siervos y adoradores en el mundo.

 Quienes realmente se han decidido por amar al Señor eligiéndolo a Él, han tenido Fe verdadera y han conservado su Fe.

 Estas almas pasaron pruebas infernales, padecieron una verdadera pasión en su vida diferida en el tiempo.

 Llegaron a ser como mártires espirituales por lo horrendo de los tormentos en un muy largo lapso de tiempo.

 Las buscó y persiguió especialmente el adversario queriendo hacerlas apostatar, o al menos, rebajarlas a la fe falsa que vende la religión, pero esas almas supieron perseverar eligiendo al Señor Verdaderamente.

 Considerar que el adversario atormenta a las almas, las castiga y las hace padecer para imponerles por fuerza lo que no logró imponerles por seducción.

 Lo que quiere imponerles es su maldita, perversa y rebelde voluntad, quiere hacer que se elijan a sí mismas y prescindan de Dios, renieguen de Él y terminen oponiéndose a su Voluntad.

 Son muchas las almas que han sabido perseverar, elegir al Señor verdaderamente, obedecerlo, aceptar Su Voluntad, almas verdaderamente fieles sobe las que Jesús, El Señor, ha fijado su mirada y las ha tenido verdaderamente en cuenta.


3.- “Por ello es que establezco mi Divina Presencia en vosotros…”


 Esas almas que buscaron permanentemente la Verdad y se han sacrificado manteniéndose fieles no negándole cosa alguna al Señor, son pilares suyos.

 En estas almas El Señor se ha apoyado y sostenido.

 En su omnividencia Divina las tuvo en cuenta en el momento mismo de su Pasión y ellas en su tiempo, en el momento que les ha tocado dar testimonio de la Verdad, se han mantenido fieles defendiendo la Fe valientemente.

 Un detalle, estas personas son simples fieles, lo que el mundo llama ‘laicos’, simples fieles, personas de buena voluntad, no son personas consagradas y que aparentan servir a Dios y dicen y hasta creen pertenecerle. (Habrá alguna excepción, pero es rara).

 Sobre estas personas verdaderamente fieles se apoya El Señor, en ellas establece su Divina Presencia, es decir, derrama su Espíritu, hace reposar El Espíritu Santo.

 El Espíritu Santo no puede reposar donde debiera porque no ha sido buscado, querido, elegido, aceptado, las almas que decían y fingían servir a Dios se han elegido a sí mismas renegando de Él, abjurando de la Fe, apostatando, oponiéndose groseramente a su Divina Voluntad.

 Esto no es nuevo, ya sucedió, se encuentra en el antiguo testamento, profeta San Ezequiel, El Espíritu de Dios abandona el templo considerado sagrado y se va con los desterrados, verdaderos fieles.

 La situación actual no es diferente, abandona esa religión rebelde que se ha entregado al adversario y descansa sobre las almas fieles desterradas.

 No es novedad tampoco, tal es el sentido del mentado Tercer Secreto de Fátima, el que parecía obispo vestido de blanco que abandonaba el vaticano entre cadáveres de las dos facciones que peleaban entre sí, es El Señor mismo, simboliza su Espíritu, su Divina Presencia.


4.- “…Y seréis La Luz Verdadera para las naciones”:


 No son luz por sí mismas estas almas, son luz porque Dios Vive-Reina-Permanece en ellas.

 La Luz Verdadera Es Dios mismo, y como Dios Vive-Reina-Permanece en estas almas, Él brilla en ellas y por medio de ellas en el mundo.

 Estas almas se han negado a sí mismas, en esto han ofrecido un Santo Sacrificio Espiritual y ahí es que El Señor ha entrado en su Vida.

 En cada sacrificio, en cada negación de sí, El Señor adquirió una victoria. Así es como derrotó su orgullo y las liberó de este delirio infernal.

 Así es como Él Reina en estas almas y de esta manera es como puede traslucirse en su vida, y así es como estas almas son Luz Verdadera para las naciones.

 Estas almas no hacen lo que quieren, ellas obedecen al Señor, siguen al Cordero donde quiera que vaya.

 Así es como son Luz para las naciones, porque ellas van donde Dios quiere y hacen lo que Dios quiere, entonces, Él brilla, se brinda, externa, brota en el mundo por medio de ellas porque en ellas permanece.


5.- (Mientras decía esto aparecía una Cruz muy grande dorada, brillante, resplandeciente, que iluminaba como el sol).


 Esta cruz de oro es el amor que estas almas han dado a Dios abriéndole las puertas de su vida-casa-corazón.

 Al amar a Dios en verdad, al obedecerlo, son Verdaderamente Amadas por Dios.

 Ahí se da la comunión de amor que forma esa cruz de oro que crece y que ilumina toda la tierra haciendo retroceder las tinieblas y reestableciendo la Divina Presencia que fue perdida por quienes debían colaborar en ella.

 Quienes debían colaborar en al Divina Presencia han renegado de Dios, se opusieron a Su Voluntad, se hundieron en sí sumiéndose en tinieblas, entonces, en vez de hacer retroceder las tinieblas, las hicieron avanzar volviéndose socias-cómplices del infierno.

 El Señor llamó sustitutos, reemplazos, no iba a dejar que la humanidad entera se perdiera por la traición, vicio, corrupción de quienes fingen colaborar con Él.

 Ahora definitivamente pierden su Divina Presencia esos ególatras narcisistas infernales traidores y ésta se establece definitivamente en aquellas almas que han elegido la Fe Verdadera, confiar en El Señor, obedecerlo, amarlo, pertenecerle.

 No es novedad esto, es lo mismo que sucedió con el pueblo que fue el elegido en el antiguo testamento, no obedecieron, no perseveraron y El Señor siguió avanzando con quines han querido responder y seguirlo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS, Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él

LA GUÍA DE DIOS PARA ESTOS TIEMPOS , Viene-Vuelve El Señor, el lugar de encuentro con Él   La oración es el punto de encuentro con...